Top
 

Los mejores consejos para una buena salud de dientes y encías (Parte 2)

salud dental
25 Ago

Los mejores consejos para una buena salud de dientes y encías (Parte 2)

5. No fume

Fumar daña el sistema inmunológico del cuerpo, lo que dificulta que el cuerpo sane los tejidos, incluidos los de la boca. Los CDC nombran al tabaquismo como un factor de riesgo para la enfermedad de las encías, mientras que la ADA advierte que las personas que fuman pueden experimentar una curación lenta después de un procedimiento dental.

Fumar también afecta la apariencia de la boca, lo que lleva a que los dientes y la lengua se pongan amarillentos, y puede dar mal olor al aliento.

6. Considere un enjuague bucal

Algunos estudios indican que ciertos enjuagues bucales pueden beneficiar la salud bucal. Por ejemplo, una revisión encontró que el enjuague bucal que contiene clorhexidina, un ingrediente antibacteriano, ayuda a controlar la placa y la gingivitis. Los enjuagues bucales con ciertos aceites esenciales también son efectivos, según un metaanálisis.

Las personas pueden querer preguntarle a su dentista cuál es el mejor enjuague bucal para sus necesidades individuales. Un enjuague bucal no puede sustituir el cepillado y el hilo dental, pero puede complementar estas prácticas.

7. Limite los alimentos azucarados y los almidones

El consumo de azúcar puede provocar caries. Los estudios continúan destacando el papel significativo que juega el azúcar en los resultados adversos de la salud dental. Los culpables comunes son los dulces y los postres, pero muchos alimentos procesados ​​también contienen azúcar agregada.

La OMS recomienda que las personas limiten su consumo de azúcar a menos del 10 por ciento de sus calorías diarias. Los autores de una revisión sistemática concluyeron que reducir esto al 5 por ciento reduciría aún más el riesgo de caries y otros problemas dentales.

Los expertos también han afirmado que los alimentos con almidón, como las galletas saladas, el pan, las patatas fritas y la pasta, pueden provocar caries. La ADA explica que estos alimentos permanecen en la boca y se descomponen en azúcares simples, de los que se alimentan las bacterias productoras de ácido. Este ácido puede provocar caries.

En lugar de alimentos con almidón, la ADA recomienda comer muchas frutas y verduras ricas en fibra, así como productos lácteos sin azúcar agregada.

8. Beba agua en lugar de bebidas azucaradas.

Las bebidas endulzadas con azúcar son la principal fuente de azúcares agregados en la dieta típica de los estadounidenses. Beber refrescos, jugos u otras bebidas azucaradas puede aumentar el riesgo de caries.

La ADA recomienda beber agua o té sin azúcar durante todo el día y solo beber bebidas endulzadas con azúcar en las comidas y en pequeñas cantidades.

Consejos para niños

Enseñar una buena higiene dental puede ayudar a garantizar que los dientes y las encías de un niño se mantengan saludables a medida que crecen.

Los dientes primarios de un niño, que la gente a veces llama dientes de leche, son tan importantes como sus dientes permanentes. Los dientes de leche ayudan al niño a masticar y hablar. Son marcadores de posición para los futuros dientes permanentes.

Si un niño pierde un diente de leche por caries, esto puede alterar el espacio en la boca y dificultar que el diente adulto se desarrolle correctamente.

Teniendo esto en cuenta, es mejor introducir un buen cuidado dental para los niños durante la infancia. Las siguientes prácticas ayudarán a mantener sanos los dientes y las encías de un niño:

Limpie las encías de un bebé con un paño húmedo y tibio todos los días, incluso antes de que le salgan dientes. Hacer esto elimina los azúcares de las encías y puede ayudar al bebé a familiarizarse con la sensación de lavarse los dientes.

Los bebés y los niños pequeños no deben irse a la cama con biberones o vasitos para bebés. La leche y el jugo contienen azúcares que pueden causar caries si permanecen en los dientes por períodos prolongados.

A medida que el bebé se acerca al año de edad, comience a acostumbrarlo a un vasito para sorber. Trate de dejar de usar biberones antes de su primer cumpleaños.

Permita que los niños pequeños tomen sorbos de agua de vasitos entre comidas, pero guarde el jugo o la leche solo para las comidas.

Una vez que el bebé tenga dientes, cepíllelos dos veces al día con un cepillo de dientes suave para bebés. Use una pequeña cantidad de pasta de dientes con flúor, no más grande que un grano de arroz. Los niños de 3 a 6 años pueden usar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante.

Los padres o cuidadores deben cepillar los dientes del niño por ellos hasta que puedan limpiar todos sus dientes completamente sin ayuda. Vigílalos para asegurarte de que escupen la pasta de dientes.

Mantenga la pasta de dientes fuera del alcance de los niños cuando no esté en uso.

La ADA recomienda que los niños vean a un dentista dentro de los 6 meses posteriores a la aparición de su primer diente o al año de edad, lo que ocurra primero.

Los padres y cuidadores no deben compartir cubiertos con un niño o chupetes limpios poniéndolos en la boca. Ambas acciones pueden transmitir al niño las bacterias que causan la caries del adulto.

Resumen

Practicar un buen cuidado dental desde la infancia hasta la edad adulta puede ayudar a una persona a mantener sanos sus dientes y encías. Cepillarse los dientes y usar hilo dental a diario, no fumar, llevar una dieta saludable y realizarse chequeos dentales regulares pueden ayudar a las personas a evitar caries, enfermedades de las encías y otros problemas dentales. También puede beneficiar su salud en general.

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies