963 525 650 | 963 222 818
Top
 

Template NOticia Blog – No editar

17 Abr

Implantes dentales: ¿Cómo influyen en nuestra alimentación?

Los implantes dentales son muy importantes. Nuestras piezas dentales nos ayudan a alimentarnos. Facilitan el proceso de digestión de los alimentos y son indispensables para nuestra dieta. Muchas veces nuestros malos hábitos de higiene o salud oral hacen que perdamos una pieza. En estos casos nuestra alimentación se modifica. Hoy en la Clínica Dental Such te hablamos de cómo puede influir la falta de piezas dentales en nuestra alimentación.

La alimentación sin prótesis dentales

A partir de los 60 años lo más habitual es encontrar a pacientes a los que les falta alguna pieza dental. Todas las piezas hacen una función esencial para un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Sin los molares tendremos más dificultad para convertir la comida en el llamado bolo alimenticio, que será lo que nuestro cuerpo digerirá. Algunas personas incluso han tenido que extraer todas las piezas, lo cual les ha producido la urgente necesidad de llevar una dentadura postiza completa.

Las caries u otros malos hábitos de salud oral pueden llevarnos a perder alguna pieza. Podemos prevenir la ausencia de piezas dentales con revisiones periódicas en la Clínica Dental Such, una buena higiene bucal y una correcta alimentación. Cuando no hemos seguido estos consejos y perdemos una pieza nuestra vida cambiará por completo. Incluso nuestra alimentación se verá afectada.

Lo más normal es que las personas sin algún diete modifiquen su dieta ingiriendo menos proteínas a base de carne. Los alimentos difíciles de masticar no serán tan habituales en su dieta. Cuando las proteínas animales faltan es muy común comer otros alimentos ricos en grasas malas para satisfacer nuestro apetito. En estos casos el paciente puede incluso llevar a tener problemas de sobrepeso. La alimentación será más deficiente.

Los pacientes con dentadura postiza no están exentos de problemas con la alimentación. Los alimentos muy duros no pueden ser ingeridos con facilidad. Otros alimentos que sean muy pringosos o pegajosos tampoco son fáciles de digerir. Si la prótesis lleva un paladar es muy difícil comer pescado, porque el paladar postizo dificulta la localización de las espinas. Hay que tener más precauciones en la alimentación. Sin duda los purés o las comidas blandas serán los mejores aliados.

Prótesis dentales en Valencia

Las prótesis dentales son la mejor opción para reemplazar una pieza ausente. Los tratamientos de implantología de la Clínica Dental Such en Valencia incluyen implantes fijos o móviles. Con los implantes fijos el paciente logra recuperar la sonrisa de forma permanente. Es importante reponer una pieza lo antes posible. Retrasar la implantología dental puede causar desplazamientos en las piezas más próximas. Además cuando nos falta una pieza la higiene bucal en esa zona se vuelve más complicada. En esos casos también podemos aumentar las posibilidades de tener caries.

La prótesis removible es aquella que nos permite reemplazar los dientes ausentes de forma provisional o definitiva. Nosotros siempre aconsejamos las prótesis fijas. Van adheridas al hueso de la mandíbula y son mucho más resistentes. Además son más cómodas y naturales. Si tienes más dudas sobre las prótesis dentales ponte en contacto con la Clínica Dental Such sin compromiso.

11 Abr

¿Qué es una limpieza dental y cómo se hace?

La limpieza dental es un tratamiento de estética y de higiene bucal. Se trata de un tratamiento que nos permite eliminar todos los restos de comida, suciedad y bacterias que se han ido acumulando a lo largo del tiempo. Aunque es importante seguir a diario una correcta rutina de higiene también es necesario completarla periódicamente con una limpieza profunda. Además nuestros dientes se verán más blancos y más bonitos.

¿Cómo se hace una limpieza dental?

En la Clínica Dental Such realizamos limpiezas dentales profundas y profesionales para eliminar la acumulación de sarro. Es un tratamiento que nos permite luchar contra la halitosis, la gingivitis y las caries. Un tratamiento esencial para evitar perder los dientes de forma precoz.

Con una limpieza dental, que también se llama tratrectomía, eliminamos la flaca que ha calcificado y los restos de sarro o bacterias. Restos que con un cepillado normal no conseguiríamos eliminar. Se realizan a través de agua a presión y cepillos específicos que eliminan hasta los restos más difíciles. Incluso cuando hay dientes mal posicionados que impiden una correcta limpieza con el cepillo de dientes.

El tratamiento comienza con una evaluación personalizada del estado de cada paciente. Después se elimina el sarro con una maquina específica capaz de limpiar a través de agua a presión. Antes de finalizar se cepillan los dientes puliéndolos y eliminando restos de manchas. Por último se enjuagará la boca con flúor para reponer el perdido. Así los dientes quedan más protegidos.

¿Con qué frecuencia debemos hacer una limpieza dental profesional?

La periodicidad de las limpiezas dentales dependerá de cada persona. Por norma general es necesaria al menos una al año. Aunque a veces podemos necesitarla antes de cumplir el año. Todo dependerá del estado de salud bucodental de la personal. Si hay alguna pieza que está mal alineada e impide una limpieza en casa las limpiezas profesionales deben realizarse con más frecuencia.

Los pacientes con tratamientos de ortodoncia deben realizar limpiezas dentales antes de colocar los brackets y durante. Es posible que deban realizar al menos dos limpiezas profundas al año. Los brackets impiden una correcta higiene.

¿Qué tipos de limpiezas dentales existen?

No todas las limpiezas son iguales. Muchos tratamientos de salud bucodental llevan asociados una limpieza dental. Esto ocurre en el caso de la halitosis. El tratamiento para combatir el mal aliento siempre se inicia con un tratamiento de higiene. En estos caso se hace una limpieza más profunda para eliminar todos los restos de comida y bacterias causantes del mal olor.

Los pacientes con gingivitis también necesitan una limpieza en profundidad. Centrada en eliminar los restos de sarro de la parte baja de los dientes, junto a las encías. De esta forma se notará en pocos días como las encías están más sanas y menos hinchadas.

Por último el resto de pacientes realizarán una limpieza dental de mantenimiento. Centrada sobre todo en eliminar manchas superficiales y restos de placa bacteriana. En la mayoría de los casos se pueden eliminar las manchas causadas por la alimentación o algunos hábitos nocivos como el tabaquismo.

Recuerda que la higiene bucal es esencial para gozar de una buena salud dental. Acude a revisiones periódicas y deja que tu odontólogo te asesore sobre tu salud oral. En la Clínica Dental Such siempre estaremos dispuestos a asesorarte sin compromiso.

8 Abr

Sensibilidad dental consejos para prevenirla

La sensibilidad dental es un problema que afecta a muchas personas. Los dientes sensibles se manifiestan sobre todo con la llegada del buen tiempo. Al comenzar a tomar bebidas muy frías o con hielo somos más conscientes de ese dolor que nos producen, ese pinchazo que incluso puede llegar al nervio dental. Hoy desde la Clínica Dental Such te explicamos algunos consejos para prevenir la sensibilidad dental.

¿Cuándo y quiénes pueden sufrir sensibilidad dental?

Todas las personas son propensas a tener sensibilidad dental. No obstante es un problema que se ha demostrado que afecta más a las mujeres. La franja de edad en la que suele aparecer este problema es entre los 20 y los 40 años. Aunque esto son solo algunos datos estadísticos. La realidad es que cualquiera puede sufrir esa molesta sensación en sus dientes.

La sensibilidad dental no solo se manifiesta con los alimentos o bebidas frías. También podemos tener sensibilidad dental con alimentos muy calientes o muy ácidos. Los cambios bruscos son los que afectan. Hay muchas causas de la sensibilidad dental.

 Sensibilidad dental: ¿Cómo prevenirla?

La sensibilidad dental se produce por un problema en el esmalte dental. El esmalte no solo embellece nuestros dientes, sino que también los protege. Más concretamente protege la parte interna que se llama dentina. Cuando la dentina está muy expuesta es cuando somos más sensibles a esos alimentos o bebidas frías, calientes o ácidos. Para proteger nuestra dentina podemos seguir unos consejos muy sencillos pero realmente útiles.

Lo que aconsejamos siempre a nuestros pacientes es que presten especial atención al cepillado. El cepillado es esencial para tener una buena salud oral. Debemos realizarlo tres veces al día, pero no de cualquier modo. Es importante que no se ejerza demasiada fuerza y que no se usen cepillos de cerdas duras. Con un cepillado muy fuerte podemos dañar el esmalte.

Otra de las causas que producen sensibilidad dental es la erosión que producen los alimentos. Además de notar más la sensibilidad dental al ingerir alimentos ácidos estos previamente han ido dañando nuestros dientes. Lo alimentos muy ácidos causan erosión dental y dejan a la dentina expuesta para el futuro. Comerlos un día no acarrea ningún problema, pero no debemos abusar de ellos.

Una mala higiene dental también está detrás de la sensibilidad dental. Cuando no nos cepillamos bien los dientes el sarro y la placa se acumula en los dientes y en las encías. Estas bacterias acumuladas pueden causar enfermedades en las encías como la gingivitis. La gingivitis daña las encías dejando más expuestos a los dientes. Los tratamientos caseros de blanqueamiento dental o las patologías como el bruxismo también hacen que tengamos mayor sensibilidad dental. El bruxismo también desgasta el esmalte. Ya que al frotarse unas piezas contra otras se van dañando.

Desde la Clínica Dental Such te aconsejamos que evites ciertos alimentos muy fríos o muy calientes. Come también con moderación los alimentos especialmente ácidos. Además cuida el cepillado. No deben sangrar las encías ni ejercerse mucha presión. Si tienes más dudas consúltanos sin compromiso.

29 Mar

Triclosán ¿Qué es y por qué es peligroso?

El triclosán es un producto muy común en los dentífricos y productos de higiene bucal. Se trata de una substancia muy frecuente en este tipo de productos, pero que hoy en día está en el punto de mira. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos hoy en la Clínica Dental Such de Valencia.

¿Qué es el triclosán y para qué se usa?

El triclosán es un componente químico que se usa para conservar ciertos productos. Se usa en productos de limpieza del hogar, desodorantes o incluso en otros productos de cuidado y belleza. En los dentífricos o productos de higiene bucal se usan para evitar la proliferación de las bacterias en nuestra boca y ayudarnos a luchar contra las temidas caries dentales. A pesar de estos beneficios para luchar contra la placa bacteriana el triclosán puede ser dañino para nuestra salud general. Además también se ha demostrado que no es muy amigo del medioambiente.

Lo bueno es que los dentífricos u otros productos de cosmética contienen este compuesto en unas cantidades muy mínimas. En este momento no se ha demostrado que esas cantidades químicas de triclosán sean perjudiciales para la salud de la población.  El problema está en los cepillos de dientes que acumulan más de la cantidad recomendada.

Nuestro cepillo dental está compuesto por muchas cerdas que nos ayudan a limpiar los restos de comida. En esas cerdas muchas veces quedan adheridos restos de comida o de dentífrico. Los estudios realizados por la universidad de Massachusets concluyen que en el cepillo dental sí se acumulan cantidades dañinas de triclosán. A raíz de este estudio algunas marcas se han planteado seriamente retirar este compuesto de sus productos.

Los peligros del triclosán

En grandes cantidades el triclosán es un compuesto químico que puede alterar la tiroides y los estrógenos. Una exposición muy prolongada podría alterar las hormonas de nuestro cuerpo.

Otro de los grandes peligros del triclosán está relacionado con la salud de nuestro medioambiente. Algo que también nos podría afectar en un futuro a todos. Este compuesto puede llegar al entorno a través de una mala gestión de los cepillos de dientes de deshecho. En este caso puede alterar el ecosistema y acabar en el fondo del mar.

Aunque se ha demostrado que es muy bueno en la lucha contra la placa bacteriana, la gingivitis o el sangrado de las encías desde la Clínica Dental Such queremos que conozcas esta información para que seas tú quién decide sobre su uso. Si no quieres productos con triclosán fíjate bien en el etiquetado de los productos de higiene bucal. Para más dudas consúltanos sin compromiso.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies